Edificación

El concepto fundamental de proyecto se basa en generar edificaciones que se adapten al entorno existente, controlando las visuales y la iluminación natural, generando una fuerte imagen arquitectónica que resuelva la relación con el medio de implantación.

Todas las decisiones de proyecto se afirman en el concepto, que define una materialidad homogénea exterior. Esta dualidad de contraposición exterior – interior determina formalmente las características arquitectónicas funcionales de los edificios, que son el reflejo de una civilización en época de cambios, que por otra parte significa valores aceptables en cuanto a los recursos humanos necesarios para poder llevar a cabo el desarrollo del proyecto.